Bienvenida la Tarifa Plana 100€ para estimular la creación de empleo

El pasado viernes 28 de febrero se aprobó el Real Decreto-ley 3/2014, de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida por el que se aprobaba la Reducción de las cotizaciones empresariales por contingencias comunes a la Seguridad Social por contratación indefinida hasta los 100€ y cotizaciones reducidas proporcionalmente cuando la contratación es a tiempo parcial.

 

El debate sobre la oportunidad de esta actuación está abierto aunque mayormente han primado las críticas desde diversos frentes. Para más detalle ver:

 

Desde mi punto de vista las críticas no deben provenir de la temporalidad de la propuesta, del engaño o la mala utilización que se pueda hacer por parte de las empresas o de la distorsión competitiva que incorpora al beneficiar a las empresas que crean empleo hoy frente a las que lo destruyeron o lo crearon en el pasado reciente. Tampoco me parece oportuno criticar señalando la mejora de la cuenta de resultados de las empresas generadoras de empleo, pues pagarán por esta mejora a través del impuesto de sociedades, al menos una parte de la mejora. El estímulo de los trabajos con mayores remuneraciones pueder ser considerado como discriminación positiva por la mayor productividad y por las mayores cotizaciones futuras. En definitiva, creo que algunos de los análisis son parciales y omiten deliberadamente las ventajas. Igualmente, me sorprendende las pocas críticas que mencionan lo que desde mi punto de vista es el principal coste derivado de la medida, el que se produce sobre las cuentas de la Seguridad Social y sobre las pensiones presentes y futuras.

 

Sin embargo, en la mayoría de los casos se omiten los aspectos positivos que a mi parecer son destacables por lo que paso a enumerar tres de los principales:

  1. La anticipación de contrataciones derivada de la media es positiva pues evita costes de prestación, anticipa meses de contratación y, por lo tanto, de percepción de salarios (impuestos al consumo y sobre la renta..) y consolida la recuperación. Es una medida de carácter temporal y debe valorarse por sus efectos sobre la coyuntura. Sin duda, en un momento de incertidumbre y debilidad como es el actual esta iniciativa favorecerá la recuperación.
  2. La trasformación de contratos temporales a fijos debe ser valorada igualmente de manera positiva en la medida que reduce la brecha entre trabajadores fijos y temporales disminuyendo la dualidad en el mercado de trabajo. Es obvio que si las cotizaciones sociales de los fijos bajaran lo suficiente se reducirían los incentivos a tener temporales.
  3. Es un paso hacia una medida estructural que veremos si como en repetidas ocasiones se ha anunciado y demandado llega en algún momento, me estoy refiriendo a la reducción de las cotizaciones sociales para estimular el empleo. Como mínimo la medida, reduce en un 1% las cotizaciones a la Seguridad Social a lo largo de la vida laboral, bienvenida sea esta reducción. Igualmente, la reducción de las Cotizaciones Sociales ayuda a mejorar nuestra competitividad exterior, en un momento en el que es absolutamente prioritario.

 

En definitiva, creo que existen alternativas a la propuesta aprobada, sin embargo, esta iniciativa es mejor que la de dejar las cotizaciones sociales tal y como estaban anteriormente sin utilizar este instrumento para favorecer la necesaria contratación de trabajadores. En este sentido, bienvenida sea la medida para estimular la creación de empleo; este es el criterio fundamental para valorar esta política.