Salud y crisis económica

Varios estudios sugieren que la salud física mejora cuando la economía se debilita temporalmente (ver Ruhm 2000, 2005, 2013). Las contracciones corrigen excesos y vicios acumulados en el periodo de expansión. Es cierto que en el largo plazo el crecimiento y la salud se retroalimentan, pero en el corto plazo un incremento del desempleo puede originar un descenso de la mortalidad.

Los argumentos que permiten explicar esta relación se pueden encontrar en la mejora de los factores externos que afectan a la salud como por ejemplo un descenso de los desplazamientos por carretera, una disminución de la contaminación  y de los accidentes laborales. Pero también mejor la salud porque los comportamientos de los individuos se ven afectados por el menor crecimiento económico; un menor número de horas trabajadas y el mayor tiempo de ocio permite hacer más ejercicio físico, preparar comida sana, evitar menús de baja calidad, dormir más, hacer revisiones médicas y reducir los desajustes horarios. Igualmente facilita las relaciones humanas más gratificantes, en general aquellas que se realizan entre familia y amigos, reduciendo las tensiones laborales. Finalmente existe un efecto de reducción del absentismo y, por lo tanto, de los problemas en muchos casos irreales que producen bajas laborales y ocasionan el incremento de las estadísticas de enfermedades. La búsqueda de la empleabilidad también está ligada, sin duda, a mayores esfuerzos para mantener una buena salud.

La desaceleración permite, además, una reflexión sobre el modelo de vida, facilitando una mayor valoración de elementos no ligados a la remuneración económica ligada al trabajo. Hagamos esta reflexión en verano y mejoremos nuestra salud; no tiene precio.

 

Referencias.

Miller, D. L., Page, M. E., Stevens, A. H. and Filipski, M. (2009), `Why are recessions good for your health?’, American Economic Review 99(2), 122{27.

Ruhm Christopher J. (2000) “Are Recessions Good For Your Health?” Q J Econ 115, 617-50.

Ruhm, Christopher J., 2005. «Healthy living in hard times,»Journal of Health Economics, Elsevier, vol. 24(2), pages 341-363, March.

Garth Heutel & Christopher J. Ruhm, 2013. «Air Pollution and Procyclical Mortality,»NBER Working Papers 18959, National Bureau of Economic Research, Inc.

 

 

 

Nota Suicidios y depresiones tienden a incrementarse en depresiones económicas.