Nueva Ley para las Cámaras de Comercio

Hoy me preguntaba una amiga: “¿cómo os afecta la nueva Ley de Cámaras que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros?

Antes de responder debemos saber que las Cámaras de Comercio siguen siendo Corporaciones de Derecho Público. Siguen representando a todas las empresas. Siguen con un estrecho lazo con su territorio. Siguen con gestión privada. Siguen persiguiendo el interés general. En definitiva, siguen con su esencia. Lo que sí cambia es que para estas funciones no hay ni un euro.

El dinero lo buscaremos nosotros con la misma iniciativa y trabajo que hemos puesto hasta ahora, porque creemos que el esfuerzo merece la pena. Por ello, lo que afectará verdaderamente será lo que acontezca dentro de la Institución. Las decisiones, la energía y la ilusión de todos y cada uno de la gran comunidad de personas ligadas desinteresadamente a las Cámaras determinará su futuro, no la Ley. Porque no es solo lo que pasa a tu alrededor sino, sobre todo, cómo lo interpretamos y qué actuaciones tomamos cuando el entorno cambia.

A pesar de esta visión positiva hay muchas cosas que mejorar en el proyecto de Ley. Porque lo que pasa dentro de España sí afecta a España, lo que decidamos finalmente sobre la Ley de Cámaras afectará a la economía a las empresas y al empleo. Esperemos que en trámite parlamentario puedan incluirse algunos aspectos importantes que ayuden a defender los intereses generales de las empresas.