«Caerse del guindo”

Vamos camino de 6 años desde el inicio de la crisis. En los últimos 5 años hemos tenido 15 trimestres con caídas intertrimestrales del PIB; los otros 5 han tenido crecimientos exiguos. En estos últimos 20 trimestres las condiciones de la actividad empresarial han empeorado sustancialmente (pe. acceso a financiación, demanda, cargas tributarias). En este contexto, se han realizado innumerables reformas en el sector financiero o en las cuentas públicas y se han anunciado otras tantas de apoyo a la empresa.

El pasado 26 de abril era el día elegido para anunciar un nuevo paquete de actuaciones para relanzar la actividad económica, especialmente dedicado a la actividad empresarial. Las expectativas no se cumplieron. Los más esperanzados confiaban que en el debate de hoy en el Congreso de los Diputados (para informar sobre el Programa de Estabilidad y el Plan Nacional de Reformas aprobados en el Consejo de Ministros el 26 de abril) se anunciarían nuevas actuaciones o nos convencerían del impacto real de algunas de las medidas anunciadas, transformándolas en más ambiciosas, de lo que realmente son. Hoy que precisamente hemos conocido que en los primeros cuatros meses de 2013 se ha reducido el número de empresas inscritas en la Seguridad Social en un -3% adicional. Ha pasado el debate y las condiciones para las pymes siguen igual. Aquellos que esperaban nuevas medidas en el día de hoy ¿se habrán caído ya del guindo?