Archivo de la categoría: Coyuntura económica

Sí, las empresas de tamaño medio son las más afectadas por la crisis

Las empresas medianas son las que más han sufrido la crisis. Para llegar a esta conclusión debe realizarse un análisis temporal de la evolución de las empresas por tamaños con bases de datos que permitan el seguimiento de las empresas a lo largo del tiempo. Un ejercicio de este tipo se realiza en “La competitividad de las pynes españolas ante el reto de la globalización» En el trabajo, utilizando datos de carácter longitudinal, se concluye que las empresas de menor dimensión sufren de una mayor rotación (más destrucción y creación de empresas), mayor exposición a los cambios del entorno y constituyen el colchón de actividad en épocas de crisis y el motor empleo en el medio y largo plazo.

Para realizar una aproximación rápida y coyuntural a este fenómeno podemos utilizar los datos de la Seguridad Social publicados por el Ministerio de Empleo y SS. Esta información no permite el seguimiento de la empresa a lo largo del tiempo pero sí facilita una orientación sencilla de lo que ha pasado a lo largo de la crisis con las empresas de distinto tamaño. Lo que se observa es que la destrucción de empleo y empresas se ha concentrado de manera intensa en las empresas de menor dimensión, especialmente en las medianas. En los últimos seis años, desde septiembre de 2007 la variación del número de empresas ha sido del 17,5%. El tramo de tamaño que más ha caído ha sido el de 26 a 49 trabajadores, con un descenso de casi el doble, 34,8%. Todos los tramos comprendidos entre 3 y 249 trabajadores han descendido de manera más intensa que las media mientras que empresas de 1 y 2 trabajadores y aquellas con más 250 afiliados a las SS han tenido comportamientos mejores que la media. En lo relativo a trabajadores el panorama es el mismo, variaciones más negativas en los tramos intermedios. Sabemos igualmente que las dificultades financieras también han sido superiores, el acceso a los incentivos fiscales es menor en las empresas medianas y las trabas en general son más gravosas por unidad de producto.

Las empresas de menor dimensión han tenido una evolución agregada algo mejor que la media en cuanto a número y empleo básicamente por dos motivos: en primer lugar suponen un refugio de actividad frente al desempleo y en segundo lugar acogen a empresas que lamentablemente tienen que disminuir su actividad y empleo transitando hacia tramos de empleo inferiores. Tampoco estos efectos nos puede ocultar el desgaste que durante la crisis están soportando estas empresas.

Dicho esto, las actuaciones de política económica deben ir encaminadas a facilitar el crecimiento y la creación de empleo en todos los tamaños empresariales pero especialmente en los de menor dimensión. Estos son los granero de crecimiento y creación de empleo en el futuro.

 

 

¿Y si la salida de la crisis fuera, de nuevo, en falso?

En los últimos meses somos muchos los que hemos señalado una mejora de las variables macroeconómicas. Los datos más recientes vienen confirmando una evolución menos negativa para economía española. Aunque todavía estamos lejos de los crecimientos de actividad y empleo que nos permitan crear empleo, sin duda, la tendencia ha cambiado y durante los próximos trimestres podríamos ver mejores datos que los estimados hace pocos meses.

Sin embargo, los condicionantes estructurales, por su parte, siguen siendo muy similares. Además, las mejoras coyunturales se ven afectadas por una serie de riesgos que no han desaparecido. En conjunto, existe la posibilidad de que la recuperación no sea tan fuerte y sostenida como desearíamos y que alguno de los riesgos y desequilibrios subyacentes se materialicen, lo que nos llevaría a una nueva desaceleración.

En primer lugar debemos recordar que no se ha acabado de corregir los desequilibrios acumulados durante la crisis. Algunos de los más relevantes son el déficit y la deuda pública, la elevada tasa paro, el desgaste de la actividad empresarial y las dificultades de financiación. La mejora macro puede ayudar a corregir algunas variables, endeudamiento, morosidad, etc pero los elementos subyacentes siguen estando presentes y se necesitarán muchos años para su corrección; por ejemplo, a nadie se le escapa que la tasa de paro no volverá a los niveles anteriores a la crisis en un futuro próximo.

Por otra parte los desequilibrios estructurales acumulados  durante el periodo de expansión anterior todavía están pendientes de corrección cómo puede ser el endeudamiento externo, la dependencia energética o los costes y estructura de la administración pública. Nuevas actuaciones de política económica son necesarias en estos aspectos para incrementar el crecimiento a largo plazo.

En el ámbito externo, las incertidumbres persistentes en los países emergentes, especialmente en aquellos que se confiaba en crecimientos elevados son cada vez realidades más evidentes que reducirán el crecimiento global. El surgimiento en Europa de partidos políticos en contra de los consensos alcanzados durante los últimos años y la resistencia de los países líderes a avances más rápidos puede paralizar la expansión incipiente. Por su parte, la falta de acuerdos en los foros internacionales con desengaños sonados como los de la Organización Mundial de Comercio o el G20, no aportarán estímulos positivos adicionales. Finalmente, dado el papel de EEUU en el contexto mundial, deberemos estar muy pendientes a cómo se retiran los estímulos monetarios y a los acuerdos en lo relativo al bloqueo presupuestario y techo de gasto.

En definitiva, la probabilidad no nula de una recaída debería hacernos profundizar en la corrección de los desequilibrios y en el desarrollo de nuevas políticas económicas impulsoras del crecimiento. Todos estos factores están siendo minusvalorados en el inicio de la recuperación lo que es una muestra de la visión miope y sin matices que se traslada a la opinión pública y que puede disminuir la presión reformista.

Revisión del crecimiento 2011: El pasado ha cambiado, el futuro también.

La vuelta al trabajo después de un periodo de vacaciones supone una barrera psicológica tal que en ocasiones información reciente parece lejana y poco clara. Por ejemplo, la actualización de los datos de crecimiento de la semana pasada llamó, desde mi punto de vista, poco la atención. En concreto, se publicaron datos relativos a la Contabilidad Nacional (http://www.ine.es/prensa/np795.pdf) que transforman la información disponible de un año clave para la economía española como fue 2011. Con esta nueva actualización de la información hemos podido observar, por ejemplo, que la economía española inició su recesión un mes antes que lo que se creía y que nuestro PIB es sustancialmente menor. Muestra, asimismo, un panorama en el que los hogares gastaron menos de lo que pensábamos, hubo menos inversión y las Administraciones Públicas gastaron más.

En consecuencia, la economía española no habría crecido durante el año 2011 un 0.7%, como conocimos en febrero de 2012, pues ya en la primera actualización, seis meses posterior, el crecimiento se redujo al 0.4% y un año después el nuevo dato nos señala un exiguo avance en términos reales del PIB del 0.1%. En total, seis décimas menos de crecimiento.

En términos nominales, después de este proceso de actualización estadística, el PIB a precios corrientes de 2011 se ha visto reducido en -2,5 puntos porcentuales. Las consecuencias estadísticas de esta actualización afectan entre otros a los ratios calculados sobre el PIB. Por ejemplo, la tasa de apertura de la economía española se ha incrementado en casi dos puntos porcentuales, el ratio de Deuda Pública sobre PIB en una cifra similar y el déficit de 2011 en dos décimas.

Este proceso de actualización no solo modifica el pasado sino que tiene consecuencias sobre nuestra interpretación del presente y la evolución futura de la estadística. En el lado negativo el esfuerzo de corrección de las cuentas públicas tiene que ser superior; en el lado positivo ya se ha realizado un esfuerzo de corrección del PIB que deja espacio para datos positivos del lado del consumo y del crecimiento de la producción. Que cada uno lo interprete con su criterio.

Marca España

 

«Preocupación en PP y PSOE por la imagen de España tras la imputación» Debe ser que antes no lo estaban politica.elpais.com/politica/2013/…

«La corrupción se ha cargado en dos semanas la imagen exterior de España» Lo sabe de buena tinta .http://www.periodistadigital.com/economia/insti

A pesar de todo … mejora la imagen de España http://www.realinstitutoelcano.org/wps/wcm/connect/72b3fd004e2eda83a031bd1063f90368/Barometro_Marca_Espa%C3%B1a_2.pdf?MOD=AJPERES …

Análisis del discurso negrativo sobre marca España en la prensa internacional http://www.realinstitutoelcano.org/wps/wcm/connect/203c27804e31d1bda267bf1063f90368/OME1-2013_Ramirez_Imagen_Spain_prensa_internacional_2012.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=203c27804e31d1bda267bf1063f90368 …

 

Confianza

Repunte de la confianza de los consumidores, encuesta 17-21, enero-13. ¿Se mantendrá tras los últimos acontecimientos? http://datos.cis.es/pdf/Es2977mar_A.pdf …

La percepción de los ciudadanos de la economía sigue empeorando. Hay motivos. Barómetro CIS Dic. http://www.cis.es/cis/opencms/ES/NoticiasNovedades/InfoCIS/2013/Documentacion_2972.html … pic.twitter.com/uXMhIbXT

Barómetro del CIS publicado 5/12/12. Primera pregunta: Situación económica: Buena 0.3%. El mínimo de la serie histórica.Situación económica Regulas 8,7%. El mínimo corresponde al mes pasado. ¿que os parece mejoramos?